El actor de los semáforos, por Cristian Campos

  1. Inicio
  2. Colaboraciones
  3. El actor de los semáforos, por Cristian Campos
Etiquetas: ,

Él buscaba sigilosamente en el basural los atuendos que vestiría para sus funciones. Por cada luz roja del semáforo, representaba una escena distinta con guion improvisado, entreteniendo así a sus motorizados espectadores. De reojo, observaba cómo unos le ignoraban, mientras otros tocaban la bocina aprobando la función. Cayendo el telón, al encender la luz verde, culebreando entre los vehículos, suplicaba una chaucha que premiara su esfuerzo. El aplauso y el olvido –para él– estaba determinado por una línea delgada que colgaba de la refulgencia del semáforo, que tras cada minuto y medio le ofrecía otra oportunidad para cambiar su historia.

Entrada anterior
El encuentro, por Benjamín Díaz Painecura
Entrada siguiente
Escondiendo la realidad, por Gabriela Pérez

¿Te gustó el relato?
Por favor deja tu comentario.

23 Comentarios. Dejar nuevo

  • Myriam Marcela Weinstein Oppenheimer
    14 octubre, 2021 11:37 am

    Muy bueno. Logra transmitir las sensaciones del protagonista

    Responder
  • Perfecto! Buena descripción, personaje y lugar , emotivo final .todo eso logrado en pocas palabras .felicitaciones!

    Responder
  • Hector Muñoz
    14 octubre, 2021 4:01 pm

    Felicitaciones a Cristian.
    Me encantó su microcuento.
    Pude convertirme en el actor por unos breves instantes.

    Responder
    • Interesante, logra impactar la historia porque es cotidiana, pero debe utilizar una palabra universal para designar el dinero, la contribución (moneda, chela, penique) en vez de chaucha, que es un término regional.

      Responder
  • Gabriel Rojas Iglesias
    14 octubre, 2021 4:31 pm

    Cómo ensayo de Cuento en 100 palabras me parece bien. Pero falta mucho trabajo. A continuar con la lectura para hacer crecer la imaginacion

    Responder
  • Maravilloso , màgico , lo que se vive diariamente ,transformado en Arte ..

    Responder
  • Carlos Bottner
    14 octubre, 2021 5:07 pm

    Es un cuento corto, pero con mucha contundencia. Me gustó. Ideal para un «Santiago en 100 palabras» de METRO.

    Responder
  • Natasha Valdes
    14 octubre, 2021 6:25 pm

    excelente, creativo, bien escrito

    Responder
  • Guao me imaginé hasta la sonrisa y la cara sudada del maracarista para nosotros los ártistas el aplauso es la recompensa y el protagonista sabe que es el mejor .me encantó corto y me llevo con imaginación a el semáforo

    Responder
  • Susana Buffelli
    15 octubre, 2021 6:18 am

    Descibe en pocas palabras un situación cotidiana , alegría básica que se ve a diario en los semáforos….
    Simple.Me gustó.

    Responder
  • Laura Klappenbach
    15 octubre, 2021 6:39 am

    Hermoso! Me encantó el vocabulario, simple y muy descriptivo.
    Cristian gracias por darme la oportunidad de tener otra mirada, a una actividad que veo diariamente, y al mismo tiempo la ignoro.
    Una parábola sobre la posibilidad que tiene cada uno de crecer, en cada momento, o al menos para él cada minuto y medio, para otros será con cada paciente, o con cada proyecto, o con cada cliente… Se la leeré a mis hijos.!!

    Responder
  • Interesante manera de ver el arte callejero, lo único que me hubiese gustado es que te explayaras más porque estaba interesante

    Responder
  • Muy bueno. ¡Corto como el cambio de luces del semáforo! Me agradó.

    Responder
  • Lorena Vargas Gutiérrez
    15 octubre, 2021 2:18 pm

    Me gustó.

    Responder
  • Una fotografía bien contada. Felicitaciones!

    Responder
  • …gracias por el cuento…

    Responder
  • El final debería ser contundente, por lo menos eso me interesa cuando de escribir micros se trata, porque el tratamiento de la trama es fugaz

    Responder
  • Maria Consuel Orozco
    16 octubre, 2021 7:46 pm

    Excelente, situación muy común en estos tiempos difíciles.
    Es de admirar como hacen su mayor esfuerzo por ganar
    para subsistir.

    Responder
  • Irma LBradford
    16 octubre, 2021 9:52 pm

    Me parece,muy interesante y a la vez,nos retroalimenta nuestro le’xico.Es muy importante,elcincremento de este para expresar muchas emociones…

    Responder
  • Interesante, logra impactar la historia porque es cotidiana, pero debe utilizar una palabra universal para designar el dinero, la contribución (moneda, chela, penique) en vez de chaucha, que es un término regional.

    Responder
  • Sencillo , demuestra la emoción de un oficio en pocas palabras.

    Responder
  • José Valbuena
    18 octubre, 2021 4:18 pm

    Mi admiración por el escritor, ya que resalta una actividad que pasa desapecibida por el mundo, y muchas veces por mi.

    Responder
  • Bertha Cano Solano
    18 octubre, 2021 7:57 pm

    Es importante tener presente siempre que los tiempos , la vida es un instante.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú