Mi rey, por Daniela Renner

  1. Inicio
  2. Relatos Taller Creación Narrativa
  3. Mi rey, por Daniela Renner
Etiquetas: ,

Al verlo escucho las campanas de la boda, en mi vida había visto algo así. Mmm… con esa cara y ese cuerpo sí, definitivamente, es él, el futuro padre de mis hijos. Lo veo corriendo con nuestros niños Duncan y Gordon, rubios de ojos azules en nuestra linda casa en la Riviera Francesa. Le contaré a mis amigas, seré la envidia de todas, además, sé que me pelan que ya tengo treinta y que todavía no me caso, que se me pasa el tren y que se me va a caer todo antes de casarme, pero ahora van a quedar con la boca abierta, con él ¿qué más puedo pedir en la vida? Ese bronceado es como el de un dios hawaiano y por su pelo debe ser surfista. Ya siento su abrazo con esos bíceps y su barbita de días. Escucho su voz masculina en mi oído diciéndome: “princesa, princesa”. Claro, mi papá siempre me lo dijo, yo soy una princesa. El matrimonio será maravilloso, en París, saldríamos en la revista Vogue, marcando tendencias, como siempre lo soñé. Ahora veo, tienes un delantal blanco a tu lado, claro que sí, eres médico. ¡¡¡ Ah, no!!! un médico y de Harvard. ¡Ah, ya sé !, qué humilde, no tienes que decirlo, eres un Médico sin fronteras salvando a los niños del África. Ya me derrito, tú y yo, saldríamos en las páginas sociales como William y Kate. Por tu cara angulosa  y tus  labios gruesos, esas cejas prominentes y varoniles, debes llamarte… sí, te llamas Ferdinand y tu  apellido, está claro, Von der Shulenburg.

Estoy viendo cómo me miras, me haces cambio de luces, de seguro ya te quieres acercar a mí para pedirme el teléfono. Espera un momento, ¿qué haces? ¡saca el dedo ahí! Lo llevas a lo profundo y parece que los disfrutas, haces una bolita con tu moco y lo pegas en tu asiento… Deja de  rascarte  la cabeza con tantas ganas como si tuvieras piojos, espera… no puede ser ¿por qué te tiras tanto el pelo? ¡¡¡Ayyyyy!!! qué horror, es un bisoñé. Tienes un par de pelos en medio de la cabeza y peinados hacia el lado. Yo debo estar viendo mal, me estoy poniendo nerviosa, si ya está todo pensado, el matrimonio en París, los hijos, nuestra linda casa, el perro. ¡Ah!, no te había dicho, pero tú ya lo sabes, tendremos al menos, un corgi, pero si son dos, genial, los podemos cruzar con los de la Reina Isabel. ¡Hermoso! ¿no? La vida social, nuestras vacaciones en Dubai… Respiro profundo y exhalo. Estoy más calmada, arreglaré el retrovisor y te miraré otra vez. ¿¿¿Qué ?? Es un espanto. Ahora tienes la cara manchada, te chorrea el auto bronceante ¿¿¿ te aprietas y hueles tus axilas ??? ¿¿¿te pones colonia ordinaria ??? Esto es un mal sueño, no puede estar pasando. ¡Te pasaste! ¡Qué asco, córtala! No vayas a… limpiarte los dientes con un palo de fósforo. ¡Por favor! ¡No mentira! Te sacaste la placa para acomodarla… ¡¡¡No puedo más!!! te estás metiendo una llave en la oreja y te rascas.

El semáforo todavía está en rojo, te miro, tú me miras, apretaré el acelerador a fondo y pensaré que esto no sucedió. ¡Ay, se me paró el motor! Estás avanzando en tu camioneta, giro lentamente mi cabeza, ya estás al lado, el logo de tu camioneta dice: carnes “El Jhony”, eres carnicero, no, lo abras, ya lo hiciste… bajaste el vidrio. Bien, te miraré, bajaré el mío, soy una mujer de mundo, resuelta, sin trancas sociales… me miras, yo te miro y te doy la mejor de mis sonrisas y tú me gritas:

-¡Avanza fea, que el semáforo cambió hace rato!

Ahora, que me hablas, las campanas suenan más fuerte que nunca, abro mi portamaletas, para sacar mis herramientas, y ahí está, recién planchado, con aquel blanco que tanto me gusta, con mis 2 ramos de flores, los 3 pares de zapatos, las joyas de mi abuela, el set de argollas. No te preocupes por nada, ya tengo las fechas reservadas del civil. Tomo mi celular, suena un par de veces y una voz me dice:

-Aló, Jhony, el Rey del primer corte…¿en qué puedo ayudarle?

Entrada anterior
La celebración, por Luis López
Entrada siguiente
Estamos a mano, por Ronnie Ramos

¿Te gustó el relato?
Por favor deja tu comentario.

28 Comentarios. Dejar nuevo

  • Natasha Valdes
    25 abril, 2021 11:19 am

    Sucede, la trama está ahí, lo genial es como lo relatas. Un poco predecible pero muy graciosa. Mantiene el interés.

    Responder
  • Myriam Marcela Weinstein Oppenheimer
    25 abril, 2021 11:35 am

    Muy bien contado. El final es predecible. Pero a pesar de eso uno quiere leer hasta el final para ver qué pasa.

    Responder
  • el vestido de novia en la cartera

    Responder
  • Juan Pablo Rochette
    25 abril, 2021 1:20 pm

    Creo que los que tienen algo interesante que decir deben ser siempre audaces, desprejuiciados, creativos, honestos y valientes, en el sentido de exponer sus “interioridades humanas”, incluyendo sus prejuicios. Eso ya te da un punto a favor. Sobre los aspectos más técnicos, hay cosas que pulir pero eso es tema de oficio, trabajo y tiempo. Lo primero es fundamental para captar atención en lo que quieres contar y tu lo tienes

    Responder
  • Ivonne Arizmendi
    25 abril, 2021 1:34 pm

    Muy interesante, creativa, mantienes la curiosidad, dinámico, por suerte, debo rescatar no era un sueño. Lo demás muy bien. Saludos buen futuro.

    Responder
  • Muy buen relato, entretenido

    Responder
  • Nibia Quezada
    25 abril, 2021 2:28 pm

    Me encantó! Me hizo la mañana, fluido, entretenido, simpático… Tema que al parecer va perdiendo importancia con el empoderamiento de las mujeres. Felicidades ! 🤗

    Responder
  • Muy buena narracion para un stand up. Felicitaciones

    Responder
  • Jajjaja muy bien Dany lo disfrute mucho, expectante de que pasaria con el adonis!!

    Responder
  • Susana Vega Araya
    25 abril, 2021 5:21 pm

    Entretenido ,de fácil lectura, me encantó como logras que tu protagonista nos haga partícipe de sus cavilaciones… sueños de vida futura, hijos, vida social y todo en el minuto de un semáforo en rojo… genial
    Te felicito
    Esas locuras creativas son las mas amenas, aunque el final me resultó sorpresivo, no en el sentido de “Final Sorpresivo”, mas bien, como si me hubiese faltado leer algunas lineas entre la situación narrada y el Final en si.

    Responder
  • Maximiliano Meneses
    25 abril, 2021 5:36 pm

    Relato ágil, con buen ritmo y vocabulario apropiado. No utiliza, eso sí, la técnica de la corriente de la conciencia, sino más bien la del monólogo interior.

    Responder
  • José E. Contreras
    25 abril, 2021 7:04 pm

    Me pareció muy bueno, la autora tiene “recursos en abundancia” y me da la impresión de una piedra preciosa en bruto que tu JC debes trabajar. Sin perjuicio de ello, desde mi perspectiva algunos comentarios críticos, por supuesto en buena onda.
    a) demasiado largo, lo mismo puede ser dicho en la mitad de las palabras
    b) quizás, por ser atingente a la edad y de alguna forma cómico, dar mas importancia al aspecto de tener la vida re suelta, (todo suelto, las pechugas, los ojos, la barbilla, etc.)
    c) es importante el uso del idioma/lenguaje, ya que algunos términos y la situación que describe son o pueden ser un tanto groseros o poco delicados para algunas.
    d) no quiero decir que este mal, pero pienso que podría situar la acción relatada, entendiendo que es una quimera, en lugares mas cercanos (sic) que la Riviera francesa, Dubái u otros, igualmente atractivos, tal vez mas posibles en muchos sentidos.
    Atte.

    Responder
  • El relato atrapa desde el principio,la manera en que atrapas con el Príncipe azul y de repente pasamos al feo donde se materializa todo aquello que no queremos en un hombre, me encantó

    Responder
  • Mariana Ampuero Zamorano
    25 abril, 2021 9:53 pm

    ¡Felicitaciones, Daniela. Tu relato es entretenido, simpático, livianito. Me encantó.

    Responder
  • Carlos Poveda
    25 abril, 2021 10:29 pm

    Buen relato. Saca sonrisas que imagino, es el objetivo

    Responder
  • Muy entretenido, invitando a la curiosidad ,
    Felicidades.

    Responder
  • felicito a la escritora, muy divertido relato, no podia parar de reir. Buenisimo, entretenido!!!

    Responder
  • Gabriel Rojas Iglesias
    26 abril, 2021 11:15 am

    Me encantó Daniela. Agil, entretenido, me sacó más de una sonrisa. Capta la atención de principio a fin. Felicitaciones

    Responder
  • Gabriela Pérez
    26 abril, 2021 11:29 am

    Me encantó, me reí mucho. Muy divertido. Tu manera de relatar y de mantener a la audiencia pendiente de qué iba a suceder, genial!!!

    Responder
  • Elena Araya León
    26 abril, 2021 2:04 pm

    Jajajaja. Entretenido!!

    Responder
  • Marcia Ingrid
    26 abril, 2021 5:17 pm

    Entretenido! Me hizo reir… me gustó como se fuerón dando los sucesos. Me gusto👍

    Responder
  • Daniela Renner
    27 abril, 2021 10:05 am

    Muchas gracias a todos por sus cometarios.

    Responder
  • Buen relato pero llegando al final me descolge un poco como si me faltara alguna linea o tal vez lo hice.
    En fin el tema fue bien fresco
    LA ESPECTATIVA vs
    LA REALIDAD quien no idealiza a una persona te agrada pero q no conoces.
    Muy bien, apunta alto, exito!!

    Responder
  • Buen cuento y bien contado. Eres muy ingeniosa Dany. Te felicito.

    Responder
  • Muy entretenido, de fácil lectura me alegró la mañana, gracias.

    Responder
  • Cristóbal Vega B.
    6 mayo, 2021 5:17 pm

    Entretenido, simpático, las vicisitudes de una mujer arribita de clase alta y sus sueños de lujo y grandeza frustrados.

    Responder
  • Gloria Codoceo
    11 mayo, 2021 4:37 am

    Al principio, pensé que mujer más ” superflua”, luego me rei cuando el príncipe azul, se convirtió en un ser común y corriente. Me agradó tu historia, sobretodo porque todo ocurre, en el tráfico, en un semáforo urbano. No refleja las aspiraciones de una mujer contemporánea, la mayoría aspira a tener una carrera, antes que un ” galán tipo James Bond”, que la mantenga.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú